Se acerca la fecha en la que celebramos el Carnaval y aprovechando esta tradición puede ser una buena ocasión para hacer un plan diferente en pareja. Una forma de cuidar la relación es planificar actividades que nos saquen de la rutina, de las obligaciones diarias y que sean divertidas. Y si, además, como en este caso, nos sirven de excusa para pasar tiempo en pareja y trabajar en equipo, pues mejor que mejor.

Las opciones para disfrazaros en pareja son infinitas. Pero lo primero es decidir si vais a comprar el disfraz hecho o si vosotros mismos lo vais a elaborar. Las dos opciones son válidas, pero si sois creativos, disponéis de tiempo o no queréis invertir mucho dinero, hacer los disfraces vosotros mismos os va a proporcionar una buena dosis de tiempo compartido haciendo algo diferente y os va a permitir practicarlas habilidades de comunicación, negociación y trabajo en equipo. Podéis organizar los ratitos que vais
a necesitar para decidir el disfraz, comprar o buscar los materiales necesarios y después hacerlos. Todas estas tareas se pueden acompañar de una merienda o con música de fondo para hacerlo más ameno. En cualquier caso, es una buena idea para disfrutar de un tiempo juntos, compartiendo otras actividades a las habituales y fomentando el lado más creativo y divertido de la pareja.

Además de compartir el tiempo previo de la preparación, el elegir un disfraz de pareja tiene otras ventajas:

– Tenéis que llegar a tomar una decisión conjunta. Os tenéis que comunicar y poner de acuerdo en la temática y en la forma de haceros con los disfraces. Puede que surjan desacuerdos en el proceso, pero el resultado será algo elegido y consensuado por los dos.


– Trabajar la imaginación y la creatividad. Por desgracia, muchas veces en nuestro día a día dejamos estas habilidades de lado y nunca está de más buscar la forma de ejercitarlas. Esta es una ocasión estupenda para hacerlo, además de divertida y con un resultado final que os hará pasar un buen rato.


– Fomenta la complicidad. Se puede convertir en algo vuestro, una identidad de la pareja que estáis enseñando al resto de personas que os acompañen en esa celebración, pero siendo cómplices del mismo juego. 

La complicidad en la pareja es un elemento fundamental que a veces se pierde por no cuidarla. Si eso ocurre, la relación se enfría e incluso puede aparecer una sensación de cierta desconexión. Una actividad como ésta puede ayudaros a recuperarla.


– El objetivo fundamental es pasarlo bien y crear nuevos recuerdos con la diversión con tu pareja y tus amigos como ingredientes principales de una noche especial. Algo que siempre recordaréis y con el paso del tiempo os seguirá sacando una sonrisa.

Desde Breaking Ice os animamos a escoger esta opción de modelo conjunto para Carnaval y a continuación os proponemos diferentes ideas que os ayuden a elegir vuestro mejor disfraz. Hay para todos los gustos y con diferentes niveles de dificultad (sobre todo si los vais a hacer vosotros mismos).

Pero lo más importante es intentar que sean algo originales, que causen una buena sensación y que sirvan para aportar mucha diversión a esta fiesta.

Originalidad en carnaval

1. Mismo modelo. Aquí caben diferentes variaciones: vestirse los dos exactamente igual, cada uno en una versión (femenina o masculina), o incluir pequeños detalles que los diferencien. Por ejemplo, disfraz de zombie, de vikingo y vikinga o de una época fácil de identificar como los años 20 o los 60.

2. Utilizar disfraces que se complementen. Que sean una pareja que no pueda existir el uno sin el otro. Por ejemplo, como el famoso disfraz de Marshall y Lily de la serie «Cómo conocí a vuestra madre» en el que él se vestía del pirata Jack Sparrow y ella del loro que le acompaña. Tanto si elegís esta opción, como la siguiente, tened cuidado de no perder a vuestra pareja de vista porque entonces el disfraz pierde toda su gracia.

3. Escoger a una pareja famosa. Aquí hay múltiples opciones y os podéis basar en alguna afición conjunta. Personajes históricos o actuales, del cine, de videojuegos… Por ejemplo, Marco Antonio y Cleopatra, Frida Kahlo y Diego Rivera como parejas históricas. Si os decantáis por el cine, pueden ser buena idea ir de las gemelas de El Resplandor, Rick e Ilsa en Casablanca, Leia y Han Solo en Star Wars, Jack y Sally en Pesadilla antes de Navidad. Y si queréis algo más actual podéis optar por parejas de series actuales como Rhaenyra y Daemon Targaryen de Juego de Tronos o Steve y Robin de Stranger Things.

4. También hay opción de acudir a los disfraces de siempre, quizá menos originales, pero no tienen por qué ser aburridos. Por ejemplo, de ketchup y mostaza, cuchillo y tenedor, de animales o cartas de la baraja. Se puede hacer aún más elaborado si además de vosotros dos, os ponéis de acuerdo con otra u otras parejas de amigos y hacéis el disfraz en grupo.

5. Si queréis hacer algo realmente original, otra buena opción es optar por algo más personalizado, que tenga que ver con vuestra historia, vuestros trabajos, vuestra mascota o con el sitio en el que habéis nacido. Algo que os identifique con algún rasgo o elemento propio de vuestro día a día o con vuestra historia personal. Así os aseguráis de que nadie más en la fiesta llevará el mismo modelo o idea que vosotros.

Como ves, las opciones son muy variadas y por supuesto hay muchas más. Seguro que, si dedicáis un rato a pensarlas seguro que se os ocurren, así que la falta de ideas no puede ser excusa. Esperamos que después de todas estas alternativas os animéis a ejercitar la creatividad y sobre todo que os apetezca compartir esta idea con vuestra pareja para poner un toque de diversión en vuestra relación y hacer del Carnaval un día aún más especial.

You may also be interested in